Dermatitis ocupacional, una enfermedad de prevenir

Es una de las enfermedades que normalmente afecta a las manos. Este mal es producido por la exposición a sustancias químicas que pueden ser irritantes o que causan alergia, también a diferentes microorganismos como hongos y parásitos. Cabe mencionar que es ocasionada por la reacción a estímulos ambientales como pueden ser el calor, el sol, el frío o el polvo. Prevenirlas es el mejor remedio.

Si bien esta enfermedad es la causa más frecuente de dermatitis de contacto de origen ocupacional, es difícil saber cuál es su incidencia y prevalencia real, ya que éstas varían según el área de ocupación laboral.

Los tipos de dermatitis

Si  usted presenta dermatitis en sus manos, se aconseja que a través de una historia clínica el especialista detecte si es una dermatitis de contacto irritativa o alérgica.

De acuerdo con  William Sánchez, Dermatólogo, la primera se da cuando la persona está expuesta a una suficiente concentración del agente irritante –como por ejemplo la que adquiere por lavar sin guantes y estar en contacto con detergentes–, mientras que la segunda es causada por químicos que son alérgenos, es decir sustancias capaces de desarrollar una alergia.

De allí la importancia de la prevención de todo tipo: conocer el ambiente de trabajo y los potenciales peligros de infección y protegerse. Saber que el trabajo también puede enfermar.

William Sánchez, Dermatólogo del Centro Dermatológico Federico Lleras Acosta

Una de las enfermedades que más afectan la piel es la dermatitis ocupacional. “Teóricamente, cualquier trabajo puede producir esta dolencia”, afirmó el dermatólogo William Sánchez, del Centro Dermatológico Federico Lleras Acosta, que afecta a personas que van desde las amas de casa hasta los obreros de construcción.

Las amas de casa, por ejemplo, son propensas a contagiarse debido al contacto con los agentes químicos que contienen los elementos de aseo. Lo mismo sucede con los operarios de la construcción, expuestos a numerosos componentes sintéticos.

“El cemento húmedo es capaz de irritar la piel y producir dermatitis irritativas”, señaló Sánchez, lo mismo que la manipulación de ladrillos y herramientas”.

De acuerdo con el especialista, las enfermedades de la piel ocupan un alto porcentaje de las dolencias laborales.

Lo mismo sucede, según el especialista, con “Los trabajadores de una bizcochería, donde hay mucho polvo de harina y azúcar en el ambiente. Esto puede generar una dermatitis de contacto irritativa por esas sustancias que se acumulan en el pliegue de los párpados o debajo del cuello de la camisa”, añadió.

Pero no solo estos elementos ocasionan el contagio.  También la naturaleza causa alergias. “Muchas personas piensan que lo ‘natural’ no debería producir síntomas. Pero no hay que olvidar que lo natural también tiene químicos”, explica el dermatólogo.

La mejor manera es prevenirla 

La mejor manera de evitar este tipo de contagio es la prevención. William Sánchez, Dermatólogo del Centro Dermatológico Federico Lleras Acosta da algunas sugerencias:

Las amas de casa, que padecen una de las dermatitis más frecuentes, deben usar guantes de caucho. No se deben usar los guantes por periodos prolongados de más de 20 minutos, pues el guante ‘tapa’ la piel y no la deja respirar y, al hacerla sudar, contribuye a su vez a desarrollar una dermatitis, dice Sánchez.

Evite el lavado excesivo de manos que, al contrario de lo que podría creerse, resulta negativo para la piel. “El jabón quita el mugre, pero también la ‘grasita’ de la piel. Lo mejor es uso de crema humectante”.

En caso en que se haya contraído la infección, la primera recomendación es no automedicarse. “Lo primero es acudir al médico, y específicamente al dermatólogo, quien está familiarizado en general con las enfermedades de la piel y los diferentes problemas que causan las diferentes ocupaciones”, señala Sánchez.

Catarata de origen laboral

En el caso de los ojos, unos de los órganos más expuestos a riesgos ocasionados por el trabajo, las acciones preventivas son las más relevantes para evitar casos de lesiones, afecciones o traumas que incluso pueden dejar sin visión a un trabajador, como es el caso de la catarata.

Dentro del ojo, tenemos un lente llamado “cristalino”, una estructura de consistencia blanda y que frente a agresiones físicas o químicas puede perder su transparencia. Cuando este lente se torna opaco y no deja pasar la luz con claridad, hablamos de catarata. Por lo tanto, la catarata es una opacidad del cristalino y puede tener causas variadas, siendo la más frecuente la relacionada a la edad. No obstante, hay cataratas que pueden deberse a causas externas, muchas de las cuales son evitables, como los traumatismos oculares.

En el ámbito laboral, hay múltiples factores de riesgo que pueden aumentar la incidencia de cataratas. Entre los agentes que pueden detonar una catarata en el ambiente laboral, se cuentan:
• Descargas eléctricas.

• Radiaciones ionizantes (rayos X, rayos gamma) en trabajos de radiología y en lugares que manipulen productos radioactivos.

• Radiaciones no ionizantes, como por ejemplo, UV, microondas. Las personas que trabajan con material incandescente (como vidrio o metal fundido), también se encuentran entre las expuestas.

• Traumatismos directos a los ojos.

• Sustancias tóxicas, como el trinitrotolueno (TNT) que, en exposiciones prolongadas, puede generar cataratas.

 

Desarrollo de la enfermedad
Los síntomas iniciales de la catarata son deslumbramiento en las noches, cambios frecuentes en la prescripción de lentes, así como una reducción de la sensibilidad de contrastes y la necesidad de usar una luz más intensa para leer. Con la progresión de la catarata, la visión se va deteriorando paulatinamente hasta impedir la realización de actividades cotidianas. Es importante tomar las medidas de prevención adecuadas para cada actividad laboral y evitar la aparición de las cataratas.
No todas las cataratas tienen indicación de cirugía: cuando es leve, se puede optar por un manejo conservador, si no afecta las actividades de la vida diaria; sin embargo, una vez que estas afectan la visión en forma significativa, el único tratamiento es la cirugía. Esta consiste en extraer el cristalino cataratoso y reemplazarlo por un lente artificial de un material acrílico o de silicona; en general, la cirugía es rápida y logra buenos resultados, pero no está exenta de riesgos. En casos especiales, las cataratas traumáticas suelen requerir cirugías más complejas, ya que con frecuencia se asocian a daños en otras estructuras del globo ocular.

 

Acciones preventivas
Al ser un órgano muy delicado y sensible, y al estar expuesto directamente al ambiente, el ojo humano debe estar siempre protegido ante eventuales riesgos. En el ojo hay muchas estructuras que potencialmente pueden dañarse por un accidente, algunas de ellas en forma reversible y otras no. Por esta razón, el mejor tratamiento siempre será la prevención.Es fundamental que todo trabajador que manipule herramientas o esté expuesto a recibir un golpe o impacto de partículas en los ojos, use antiparras de seguridad. Esto, debido a que, por un amplio margen, la causa más frecuente de cataratas en el ambiente laboral son los traumatismos directos del globo ocular. Existen también antiparras especiales para filtrar los distintos tipos de radiaciones que provocan las distintas actividades laborales.

 

Algunas prescripciones
En casos leves:
• Cambio en la prescripción de anteojos.
• Mejor iluminación.
• Lentes de aumento.
• Gafas de sol.
En casos graves:
El único tratamiento para una catarata es la cirugía para extirparla. La cirugía, por lo regular, se recomienda cuando el paciente no puede desempeñar actividades normales como conducir, leer, mirar la computadora o pantallas de video, ni siquiera con el uso de gafas.

Estrés y vitiligo

Es una enfermedad cutánea en la que se forman manchas blancas en la piel. Afecta del 1 al 2 por ciento de la población La causa o causas que la originan, no son totalmente conocidas. Lo que es un hecho es, que ocurre destrucción de los melanocitos, las células que dan el color a la piel, por parte de otras células que normalmente son las encargadas de eliminar elementos extraños que entran o se forman en el organismo. Dentro de las causas sugeridas, se dice que el estrés emocional puede acelerar o desencadenar vitíligo en personas con predisposición a presentarlo. También se dice que traumatismos en la piel, en especial quemaduras, pueden desencadenar esta enfermedad. El vitíligo afecta principalmente a personas jóvenes, usualmente menores de 40 años, pero también puede presentarse en niños.
El vitíligo puede presentarse asociado a enfermedades con alteraciones de la inmunidad, especialmente en la tiroides, pero generalmente las personas que lo padecen, no tienen ninguna otra enfermedad. Los hijos de personas con vitíligo, tienen mayor probabilidad de desarrollar la enfermedad. El vitíligo no tiene predilección por raza o sexo y definitivamente no es contagioso, ya que no es un padecimiento infeccioso. Las manchas del vitíligo pueden presentarse en áreas expuestas, pero con frecuencia se afectan áreas alrededor de orificios naturales como boca, genitales y ano.
El curso de las manchas en vitíligo es incierto, pueden diseminarse rápidamente, permanecer localizadas en el área de aparición inicial, o volver a pigmentar con el color de la piel no afectada. Cuando la localización es en dedos de manos o pies, en la piel que continúa más allá de la uñas, es muy difícil la repigmentación espontánea o con tratamiento.

 

El diagnóstico del vitíligo en la mayoría de los casos es clínico, por la observación de las manchas y la decoloración de los vellos alrededor. En cuero cabelludo, son comunes los cabellos blancos en mechones, alternados con cabello del color original. En caso de dudas, la toma de una biopsia, nos ayudará a confirmarlo. Es recomendable solicitar otros exámenes de laboratorio como pruebas sanguíneas, especialmente de función tiroidea. En el tratamiento de vitíligo hay muchas opciones que dependerán de la edad de la persona, la extensión de las manchas. Los corticosteroides aplicados sobre el área de la piel comprometida pueden ser de elección en las primeras fases del tratamiento, también pueden usarse otros medicamentos tópicos y terapia con luz del sol o en cámaras de rayos ultravioleta. La respuesta es variable y es conveniente concientizar a las persona para mejor manejo de las expectativas de estos tratamientos, que deben debe incluir invariablemente el uso de protectores solares ya que la piel sin pigmento es más susceptible de daño solar. El maquillaje de camuflaje es una opción complementaria.
La asesoría psicológica es necesaria en la mayoría de estos pacientes, independiente de la probable causa de la enfermedad. Este manejo debe iniciarlo el médico tratante, explicando al paciente con tacto y consideración la enfermedad y su probable curso. Es muy importante es que la persona entienda que no existen curas milagrosas, ni una institución en ningún país, que garantice la cura definitiva ni los tratamientos milagrosos que se anuncian en las redes sociales y otros medios de comunicación, tampoco son la solución.
Existen investigaciones que han concluido que existe una estrecha relación entre vitíligo y estrés, en porcentajes tan importantes como 50 % a 70 %, con aparición cercana a la situación que lo ha generado. Las circunstancias causantes de estrés en las personas afectadas con vitíligo, son infinitas, e incluyen conflictos familiares, laborales, económicos, de interacción social, entre otras. Las reacciones luego de la confirmación del diagnóstico pueden variar entre la depresión, irritabilidad, dificultad en las relaciones interpersonales y en algunos casos aislamiento. En los niños hay que investigar más allá del entorno familiar, indagando eventos en el entorno escolar.
En general, el vitíligo en niños es de mejor pronóstico, ya que en muchos casos las manchas desaparecen, aún sin tratarla.

 

Los 10 accidentes de trabajo y problemas de salud más frecuentes en oficinas

Cuando hablamos de accidentes laborales, casi siempre pensamos en sectores como la construcción, la industria o el transporte, pero casi nunca tenemos en cuenta los ocurridos en las oficinas. Estos accidentes suelen ser de menor gravedad que los que suceden en otros sectores pero no por ello dejan de ser importantes. Además, se dan con mucha más frecuencia que el resto.

Anualmente se producen en España, aproximadamente, unos 43.000 accidentes ocurridos en una oficina, de los cuales, casi 1.500 son graves y alguno incluso mortal. Si repasamos las cifras, todas las personas que trabajan en una oficina han sufrido, como mínimo, un accidente laboral y, de manera más específica, de cada 1.000 empleados quedan registrados anualmente 20 accidentes de más de tres días de baja. Dentro de estos últimos, uno es de gravedad provocando la incapacidad permanente.
Existen varios elementos que influyen directa o indirectamente en estos accidentes. El desorden o el descuido es una de las principales causas que los provocan así como los diferentes materiales que se encuentran dentro del lugar de trabajo. Los principales accidentes que se producen en una oficina son:
1-Caídas al mismo nivel: uno de cada cuatro accidentes en la oficina se producen por este motivo. Como hemos dicho anteriormente, el orden en el lugar de trabajo es muy importante. Este incidente se suele dar por tropiezos, choques o al resbalar con algún líquido derramado en el suelo.

 

2-Caídas de altura: las escaleras es uno de los elementos con más riesgo de las oficinas. En ellas, ocurren alrededor de 5.000 accidentes al año y uno de cada 10 suele terminar en incapacidad. 


3-Contactos eléctricos: más de 2.000 accidentes se producen por el contacto con la electricidad. En una oficina, se está siempre rodeado de enchufes, cables y máquinas. Los expertos aconsejan no tocar nunca los aparatos eléctricos con las manos húmedas y no tirar nunca del cable al desconectarlos.

4-Cortes y pinchazos: es otro de los incidentes más comunes en la oficina. Los materiales cortantes y punzantes abundan en las oficinas. Por ello, hay que tener cuidado de su colocación y guardarlos en sus correspondientes fundas.

5-Golpes con estanterías o armarios: es importante asegurar la estabilidad de todos los muebles y/o complementos que estén a nuestro alcance. Por ejemplo, es muy frecuente tener un golpe o incidente con los cajones archivadores. Por ello, es imprescindible asegurarse de que disponen de un tope que no permite la salida total del cajón, evitando así un golpe innecesario.

6-Incendios: no es algo que ocurra con frecuencia pero es importante estar prevenidos para ello. Los extintores, pasillos de evacuación y salidas de emergencia deben estar libres de obstáculos y, por supuesto, todas las personas deben ser conscientes de su colocación.

7-Golpes con las puertas: hay varios tipos de puertas y todas ellas, llevan un riesgo consigo. En multitud de oficinas hay instaladas puertas de cristal que, la mayoría de las veces, son difícilmente visibles. Existen otro tipo de puertas, las de vaivén, que son la más peligrosas si no se tiene cuidado pues, pueden acabar dando un fuerte golpe en la cabeza del otro. Además, hay que asegurarse que las puertas de emergencia queden totalmente libres de obstáculos.

8-Sobreesfuerzos: no es lo más habitual en la oficina pero hay veces que también el personal tiene que levantar objetos pesados. Como no entra dentro del trabajo de un oficinista, no disponen de ningún tipo de protección y pueden llegar a generar lesiones de espalda. 

9-Fatiga mental: los riesgos en la oficina no son sólo físicos. El cansancio mental puede llegar a producir ansiedad o estrés. Para evitarlo, hay que intentar priorizar las tareas, no poner límites que no se puedan cumplir e intentar conseguir un ambiente distendido con los compañeros para facilitar la jornada laboral.

10-Fatiga postural: trabajar sentado durante todo el día en una silla frente al ordenador puede provocar fatiga y problemas músculo esqueléticos. Además, si la silla no está bien configurada, el cuello, brazos y espalda pueden resentirse. Para evitar, además, la fatiga visual, se debe situar la pantalla a una distancia no inferior a 40 centímetros de los ojos y orientarla perpendicularmente respecto a las línea de ventanas y el eje de visión, inclinándola ligeramente hacia delante, para evitar reflejos.

 

Medidas Preventivas

 

La mayoría de los accidentes que se producen en una oficina pueden evitarse si se usa el sentido común y se pone un poco de cuidado y orden en el lugar de trabajo. El técnico en la dirección de ASPY Prevención, David Carrión, ofrece una serie de medidas preventivas para intentar evitar estos incidentes:

 

• En primer lugar, es muy importante examinar minuciosamente el lugar de trabajo.

 

• Mantener el espacio ordenado y limpio para evitar riesgos de caídas.
• Determinar cuáles son los elementos que puedan generar cierto peligro e intentar poner especial atención en ellos.
• Solicitar a los técnicos o encargados que realicen cualquier mejora necesaria para evitar riesgos.
• Mantener libres de obstáculos todas las salidas de emergencia por un posible incendio o evacuación de cualquier tipo.
• Utilizar de forma segura y exclusivamente para lo que están destinados todos los elementos que le rodean siguiendo las instrucciones que le proporcionan.
• Respetar y utilizar correctamente todas las medidas de protección y seguridad que le ofrezcan 

7 síntomas que podrían indicarte que sufres de diabetes

La diabetes suele ser una enfermedad silenciosa y los síntomas son más claros en personas con diabetes tipo 1 (cuando el organismo no produce insulina), mientras que en la tipo 2 (la insulina no funciona en el organismo cómo debe ser) son más difíciles de reconocer, debido a que generalmente no presentan síntoma alguno al principio y es posible que no se tengan durante muchos años.

Sin embargo, hay varias señales que nuestro cuerpo nos envía para sospechar cuando se puede estar sufriendo de diabetes. A continuación te contamos los siete principales síntomas causados inicialmente por altos niveles de glucosa (azúcar) en la sangre. Es de anotar que los síntomas que se describen a continuación se observan en individuos con diabetes agudamente descompensados, es decir glicemias muy elevadas mayores a 250 mg/dl de manera permanente.

1. Orinar más de lo habitual 

Este es uno de los síntomas más característicos de la diabetes. Se presenta porque los riñones tratan de eliminar rápidamente el exceso de glucosa en la sangre a través de la orina. Se siente deseo de orinar con frecuencia y en mayor cantidad.

2. Tener sed excesiva

Como consecuencia de la pérdida de líquidos por el aumento en la frecuencia de las micciones, la persona siente sed excesiva que es un mecanismo de defensa para intentar reponer los líquidos .

3. Sentir hambre excesiva

Debido a la falta de insulina, el organismo no puede aprovechar el azúcar que se está acumulando en la sangre, el cual las células usan como energía. Entonces, el cerebro manda señales al cuerpo para que coma más y así compensar la falta de energía. De esta manera la persona siente hambre intensa, come mas pero no logra compensar por la falta o ineficacia de la insulina.

4. Perder peso sin razón aparente

Comer más de lo normal no evita la pérdida de peso que puede sufrir la persona adulta que presenta síntomas de diabetes.
Un adulto puede perder entre 5 a 10 kilos en dos o tres meses debido a la insuficiencia de insulina no se puede transformar la glucosa en energía.
Así, el organismo busca otras fuentes de combustible, por ejemplo otras células comienzan a obtener energía de las reservas de grasa y las proteínas de los músculos.

5. Sentir fatiga o cansancio durante el día

Esta es una señal común para todos los tipos de diabetes. La pérdida de peso y líquidos se manifiesta en la persona a través de una sensación de fatiga o cansancio. El cuerpo realiza tareas adicionales para manejar el exceso de glucosa, lo cual incide en cansancio, somnolencia e incluso irritabilidad.

6. Visión borrosa

Los altos niveles de azúcar en la sangre también conllevan a una disminución de la agudeza visual, tal como visión distorsionada, por edema del cristalino y si la enfermedad lleva muchos años y con mal control se puede afectar la retina, esto puede derivar en ceguera o en una daño permanente en la visión.

7. Dolor de estómago, vómito o náuseas

Estos síntomas hacen parte de la cetoacidosis, una afección que surge cuando el organismo busca en las proteínas y las grasas otras fuentes de energía debido a que no hay suficiente glucosa. Las grasas se descomponen en ácidos denominados cetonas, que en grandes cantidades son tóxicas, se acumulan en la sangre y salen por la orina. En personas con diabetes tipo 1 que aún no han recibido el diagnóstico esta es una señal de alerta. 
Tenga presente estas señales pues un diagnóstico a tiempo y un tratamiento oportuno, ayudan a evitar las complicaciones de las etapas más avanzadas de esta enfermedad.

Síndrome del túnel carpiano en el ámbito laboral

El síndrome del túnel del carpo (STC) se define como el atrapamiento del nervio mediano en el túnel del carpo, que está formado por el retináculo flexor y los huesos del carpo. Se asocia con traumatismos ocupacionales repetitivos, artritis reumatoide, embarazo, acromegalias, fracturas de muñeca, y otras condiciones, si bien en el 15 % de los casos es idiopático.

El STC se produce como resultado de la presión del nervio mediano bajo la aponeurosis flexora. Así mismo, el edema o la tenosinovitis de los tendones flexores pueden provocar un mayor volumen en el túnel carpiano desencadenando los signos y síntomas que le caracterizan. En general, el paciente presenta dolor y parestesias en la cara ventral de la mano, dedos pulgar, índice y medio, y en parte del dedo anular. El dolor es de tipo “quemazón”, con empeoramiento y parestesias nocturnas, y se agudiza también al efectuar determinadas actividades, como sujetar el volante para conducir, o sujetar un libro para leer. La pérdida de sensibilidad en la distribución del nervio mediano puede ocasionar una sensación de torpeza al caérsele algún objeto de la mano. La compresión prolongada del nervio mediano conduce a pérdida sensorial permanente, déficit motor y atrofia de la musculatura.
El STC es la neuropatía compresiva con mayor prevalencia. La incidencia de éste síndrome se sitúa entre el 0,1 % y el 10 %. La incidencia aumenta con la edad para los hombres, así como en las mujeres con edades comprendidas entre 45 y 54 años. La prevalencia en la vejez es cuatro veces superior en las mujeres que en los hombres. La edad está considerada un factor de riesgo para el deslizamiento y conducción del nervio mediano.
La evaluación requiere realizar una cuidadosa historia y examen físico del paciente, considerando el dolor, signo de Flick (el aleteo de las manos para aliviar las parestesias cuando acompaña a las parestesias nocturnas), prueba de Phalen, y prueba de Tinel. La evaluación mediante pruebas electrofisiológicas es necesaria para detectar las lesiones por compresión causadas por el atrapamiento nervioso.
Prueba de Phalen

Síndrome del túnel del carpo en el ámbito laboral

Los movimientos de flexión y extensión de muñeca efectuados por los trabajadores, y la velocidad y la aceleración de los mismos para cada plano de movimientos, influyen en los traumatismos acumulativos de muñeca en los trabajos manuales.
El STC puede estar causado y agravado por el trabajo. La postura de desviación de la muñeca en el plano de flexoextensión es un factor de riesgo. Los trabajadores que utilizan alternativamente aumento y disminución de fuerza en trabajos repetitivos, desarrollan un riesgo extra de presentar STC. Estos trabajos incluyen mecanografía, personal de cuidados sanitarios, enfermería, trabajadores industriales y de servicios del hogar.
El diagnóstico fisioterapéutico también tiene en cuenta el siguiente diagrama de la mano referente a la evaluación funcional y la clasificación del síndrome:

Clasificación para el diagnóstico del síndrome del túnel del carpo

Clásico Dolor, hormigueo, entumecimiento, y/o sensación disminuida con o sin dolor por lo menos en dos de los dedos 1, 2 o 3.
Sin síntomas en la palma o dorso de la mano. También puede estar presentes síntomas en quinto dedo, dolor en muñeca o radiación proximal a la muñeca.
ProbableIgual como el tipo clásico, excepto los síntomas palmares, a menos que se encuentre reducido únicamente al aspecto cubital.
PosibleDolor, hormigueo, entumecimiento y/o sensación reducida en al menos uno de los dedos 1, 2 ó 3.
ImprobableSin síntomas en los dedos 1, 2 o 3
Sin síntomas

Evaluación funcional de muñeca y dedos en el síndrome del túnel del carpo

Las siguientes preguntas se refieren a la función de su muñeca y mano, durante el pasado mes:
1. Pude escribir fácilmente con un lápiz o una pluma.
2. Pude abrochar fácilmente la camisa o la blusa.
3. Pude girar fácilmente la llave en la cerradura.
4. Pude anudar fácilmente un lazo.
5. Pude abrir fácilmente un bote de comida.
Cuantos menos días hayan podido realizar estas actividades mayor disfunción de muñeca y dedos.

Medidas preventivas

Hay que tener cuidado con las manos cuando se trabaja, o cuando se practica alguna actividad con ejecuciones repetitivas, especialmente si requieren fuerza, vibración, o posturas inadecuadas. Por ello, en el ámbito laboral, los fisioterapeutas deben participar en el diseño y configuración del teclado para un puesto informático, y promover una posición neutra de muñeca que ayude a disminuir los desórdenes músculo esqueléticos relacionados con el trabajo, la tenosinovitis de muñeca y el STC.
También hay que prevenir otros factores de riesgo para el STC, como son la obesidad, la diabetes, el tabaquismo, o el consumo de alcohol, ya que en ocasiones pueden contribuir incluso más que el trabajo.
En el puesto informático, el teclado debe estar ajustado a la altura de los antebrazos, y hay que evitar las posiciones con flexión de muñecas, durante largos períodos de tiempo.
Además, podemos ayudar a que la muñeca mantenga su posición neutra con el uso de férulas, que en ocasiones se puede emplear durante el descanso nocturno.

Tratamiento mediante ejercicios fisioterapéuticos

En cuanto a la realización de ejercicios, el estiramiento de la musculatura flexora (muñeca y dedos, aductor del pulgar y pronadores), realizados varias veces al día liberan la presión del nervio mediano. Cada estiramiento se mantiene unos 15 segundos, y se repite entre 8 y 10 veces.
Los ejercicios pasivos de estiramiento los ejecuta el fisioterapeuta, pero el estiramiento activo de la musculatura lo realiza el paciente guiado por el fisioterapeuta. (Ver las siguientes fotos)
Estiramiento Flexora antebrazo
 
Estiramiento flexores codos estirados
 
Estiramiento flexores con brazo en pronación
 
Estiramiento flexores de muñeca
 
Estiramiento  abductor del pulgar
Para desarrollar fuerza muscular, se realizan ejercicios de fortalecimiento de la musculatura extensora de muñeca y dedos, y abductora de los dedos. 
Activo flexores muñeca
 
Resistido flexores muñeca
 
Fuente: http://www.aefi.net/

¿Por qué son los salones de belleza un motivo de preocupación?

Los productos empleados en los salones de belleza y por los manicuristas pueden contener sustancias químicas potencialmente nocivas, causantes de asma ocupacional y otros trastornos de salud.
Los productos para el cuidado de las uñas pueden contener muchas sustancias químicas perjudiciales para los dueños y trabajadores de los salones de belleza como benceno y formaldehído que figuran como carcinógenos humanos en el Decimocuarto Informe sobre Carcinógenos (en inglés) publicado por el Programa Nacional de Toxicología.  Entre otras sustancias químicas nocivas en los productos para el cuidado de las uñas están acetona, acetonitrilo, ftalato dibutílico, acetato etílico, fibra de vidrio, dióxido de titanio, tolueno y compuestos orgánicos volátiles.
Puesto que muchas sustancias químicas en los productos para el cuidado de las uñas se evaporan al aire, los clientes de los salones de belleza también pueden estar expuestos a ellas.  Los salones de belleza y de cuidado de las uñas deben ventilarse bien para hacer circular aire fresco a cada recinto.
Los niños corren un riesgo particular si se exponen a quitaesmaltes de uñas naturales y postizas (o los ingieren por accidente). Los quitaesmaltes se emplean a veces como inhalantes de recreo para drogarse.
Algunos productos para el tinte del cabello contienen ingredientes que pueden irritar la piel y no se deben usar para teñirse las pestañas ni las cejas porque pueden causar ceguera. Otros productos para el tinte del cabello contienen ingredientes que pueden penetrar en la piel.
Los trabajadores de los salones de belleza también están expuestos al polvo de látex cuando usan guantes de ese material.

Protección auditiva

1. ¿Para qué sirve?

El ruido puede resultar irritante. Si es alto o prolongado también puede resultar dañino para los oídos, ya sea temporal o permanentemente. La mejor forma de reducir el riesgo de daño a los oídos es eliminar o reducir el nivel de ruido en la fuente que lo emite.Como esto no es siempre posible, disponemos de varios tipos de protecciones auditivas. Dichas protecciones están diseñadas para reducir la cantidad de ruido hasta un nivel que no dañe sus oídos.

 

2. ¿Qué tipos existen?

  • Tapones de oído: pueden ser tapones de algodón impregnado en cera desechables que están diseñados para ser introducidos en el canal auditivo, o tapones de oído reutilizables que se pueden lavar tras cada uso. La variante reutilizable se puede conseguir con un barboquejo o correa si es necesario.
  • Protectores del oído: se trata de caparazones con sellos almohadillados que están diseñados para adaptarse a las orejas. Están conectados con una banda ajustable que mantiene un ajuste firme contra las orejas o se pueden incorporar a un casco de seguridad, de ser preciso. Las almohadillas contienen líquido o espuma plástica que reduce el nivel de ruido pero sigue permitiéndole escuchar conversaciones normales.



3. ¿Cuáles son sus limitaciones?

  • Los tapones de oído están diseñados para un uso corto, por ejemplo, media hora (se pueden utilizar durante más tiempo para proteger de niveles más bajos de ruido). En el caso de niveles de ruido muy elevados (como los motores de aviones), hay que utilizar protectores de oído. A algunas personas los tapones les resultan incómodos y pueden aumentar el riesgo de infección auditiva si no se mantienen escrupulosamente limpios.
  • En ocasiones los protectores del oído se vuelven incómodos en entornos de trabajo en los que hace calor y solo consiguen reducir el nivel de ruido, no eliminarlo. Debe asegurarse de que encajen bien, con las almohadillas en pleno contacto con el lateral de su cabeza.



4. ¿En qué situaciones debe utilizarse protección auditiva?

Debe utilizar la protección auditiva siempre que exista la posibilidad de que se produzcan ruidos elevados mientras trabaja. La zona más evidente es una pista de aeropuerto, donde la exposición, por muy breve que sea, al sonido de un motor de avión puede provocar daños prolongados o irreversibles en los oídos.En virtud de la legislación sobre salud y seguridad, algunas zonas son designadas como «zonas de uso obligatorio de protectores de oído». La señal que se muestra aquí aparecerá siempre que sea obligatoria la protección auditiva.




5. ¿Cómo los cuido?

  • Tapones de oído: guarde los tapones reutilizables en un lugar limpio y fresco. Lávelos después de cada uso con un detergente suave y límpielos periódicamente con una solución de desinfectante suave. En ningún caso debe permitir que se empapen. Debe inspeccionar visualmente los tapones de oído antes de usarlos para comprobar que no existen indicios de desgaste o rotura.
  • Protectores del oído: inspecciónelos con regularidad para comprobar que no están dañados y no se han deteriorado. En caso de tener algún daño, los protectores de oído rellenados con líquido suelen tener fugas. No doble la banda que los une, ya que puede reducir la eficacia de los protectores. Límpielos periódicamente con una solución de desinfectante suave y guárdelos en un lugar limpio cuando no los use.

¿Cómo evitar el estrés laboral? 10 consejos para lograrlo

Él es el gran culpable de que no puedas concentrarte mientras trabajas. También es el causante de tu baja productividad, tu falta de creatividad, los bloqueos mentales y la dificultad para mantener el enfoque y la atención en una misma tarea.
estres_laboralTe hablamos del estrés; concretamente, del estrés laboralel gran enemigo de millones de emprendedores y profesionales de todo el mundo. Y es que, como emprendedor, el estrés puede limitarte a la hora de tomar decisiones importantes, delegar tareas o definir los próximos pasos de tu empresa. Y como freelancer, el estrés puede impedirte desarrollar proyectos con éxito mermando las posibilidades de que vuelvan a contratarte. ¡Y eso es solamente una pequeña parte!
¿La buena noticia? El estrés laboral puede evitarse si uno sabe cómo hacerle frente, y eso es justo lo que vamos a contarte a continuación.

10 pasos para decir adiós al estrés laboral

1. Identifica la causa de tu estrés

Este es el primer paso y el más importante, ya que una vez sepas qué situaciones laborales te causan estrés y cómo respondes a ellas, más fácil será combatirlo.
Trata de tener un diario o bloc de notas donde diariamente anotes tus pensamientos, sentimientos, las informaciones sobre tu alrededor incluyendo personas y circunstancias, cómo te sientes física y mentalmente y cómo reaccionas ante las distintas situaciones. Eso te permitirá identificar qué situaciones te crean estrés y cómo reaccionas ante ellas.

2. Crea un horario equilibrado

Cuanto más organizado seas, menos estrés laboral sufrirás. Y para ello es fundamental que crees un horario equilibrado donde dejes tiempo para el trabajo sin olvidar que tienes una vida.
Piensa que en el mundo actual de las relaciones digitales es muy fácil sentirse angustiado ante la posibilidad de estar 24h al día disponible para tus clientes, así que establece un horario firme (¡y respétalo!) al mismo tiempo que te fijas algunos límites entre trabajo y vida personal.
Por ejemplo, nunca trabajes fuera de las horas que te marques, evita la multitarea, establece un día libre de reuniones y ponte pequeñas normas como nunca consultar el e-mail fuera de tu espacio de trabajo.

3. Planea descansos regulares

Lo dice el refrán: a veces hay que pararse para seguir caminando. Así que asegúrate de tomar descansos cortos durante el día para despejar tu mente de las tareas pendientes y así alejar el estrés.
Cada tanto aléjate de tu escritorio, masajea tus hombros y cuello, estírate, da unos pasos, toma un poco de agua, sal a la calle y respira aire fresco, habla con alguien con quien te guste hablar, tómate unos minutos para meditar… ¡Lo que sea! Pero pon pausa cada tanto, porque te ayudará a relajarte, alejar el estrés y ser más productivo.

4. Organiza tu espacio de trabajo

Si tu alrededor es un caos, ¿cómo no va a serlo tu mente?
Es cierto que ya sea como emprendedor o freelancer tienes la libertad de trabajar desde donde quieras, pero eso no significa que no tengas que tener un espacio de trabajo ordenado y que te ayude a ser más creativo y productivo.
¿Sabías que tu lugar de trabajo puede ayudarte a alejar el estrés mientras rindes más? En este artículo te compartimos siete tips para crear el espacio de trabajo idóneo.

5. Prioriza tareas

Haz una lista de las tareas que tienes por hacer día a día y ordénalas por importancia: primero los elementos de alta prioridad, después los de prioridad media y después los de baja importancia. Y si tienes algo desagradable que hacer, hazlo en primer lugar: el resto del día será más agradable.
Eso sí, no sobrecargues tu día: es mejor poco y bien que mucho y mal.

6. ¡Divide! Muchas veces, menos es más

Lo habrás escuchado más de una vez: “divide y vencerás”. Y es cierto, también cuando hablamos de trabajo.
Muchas veces, no importa si eres emprendedor o freelancer, seguramente te habrás estresado al ver un proyecto grande y concebirlo como “un todo”. Eso es un error que probablemente te hará sentir estresado.
Si un proyecto grande te parece abrumador, divídelo en pequeñas partes, milestones o hitos. Céntrate en un solo paso a la vez en lugar de tomarlo como un todo y te saldrá todo mejor al mismo tiempo que sientes como el estrés laboral se marcha.

7. Delega responsabilidades

No tienes por qué hacer tú todo el trabajo, a menos que quieras sentirte fatigado, cansado y estresado. Así que siempre que sea posible, delega y deja que alguien más se ocupa de esas tareas o proyectos.
No te “sobre-comprometas” y evita tratar de encajar demasiado en un día, porque muchas veces subestimamos cuánto tiempo nos tomarán las cosas (¡y siempre termina siendo más de lo previsto!).
Si eres emprendedor, define qué proyectos o tareas quedan por terminar y, si no es posible terminarlas, delégalas. Por ejemplo, puedes crear un proyecto en Workana y en cuestión de horas tendrás el mejor talento a tu disposición.
Si eres freelancer, intenta no aceptar más trabajo del que eres capaz de soportar, y si aún así lo hiciste y te comprometiste, busca ayuda (incluso puedes crear un pequeño equipo con dos o tres profesionales).

8. Mira bien lo que comes

¿Sabías que hay alimentos que pueden hacer que te sientas estresado? Para que eso no ocurra intenta mantener una dieta equilibrada: tener los niveles de azúcar bajos puede causar ansiedad, estrés e irritación, mientras que comer abundantemente y seguido así como tomar demasiada comida grasosa puede hacerte sentir cansado y fatigado.
Apuesta por hacer comidas pequeñas pero frecuentes; eso te ayudará a tener los niveles de azúcar en sangre equilibrados, te aportará energía y concentración, y evitará los cambios de humor como consecuencia del estrés.

9. ¡Muévete!

No es ningún secreto: el ejercicio físico es un potente calmante del estrés, aunque ejercitarte sea lo último que te apetezca hacer.
Así que resérvate al menos 30 minutos al día para salir a caminar, correr, nadar, practicar tu deporte favorito, hacer yoga o para ir al gimnasio… ¡Notarás la diferencia!
Y es que está demostrado que el ejercicio aeróbico no solamente aumenta el ritmo cardíaco y te hace sudar, sino que además levanta el ánimo, aumenta la energía, mejora el enfoque y relaja la mente y el cuerpo.

10. Duerme lo suficiente

Descansar las horas necesarias es fundamental para tener una vida laboral alejada del estrés. Cuando duermes las horas necesarias es mucho más fácil mantener el equilibrio a lo largo del día y hacer frente al estrés, así que trata de mejorar la calidad de tu sueño dejando el trabajo en la oficina y dándole a tu noche las horas de sueño que tu mente y tu cuerpo necesitan para funcionar al 100%.

Estres laboral

El estres laboral o estrés en el trabajo es un tipo de estrés propio de las sociedades industrializadas, en las que la creciente presión en el entorno laboral puede provocar la saturación física o mental del trabajador, generando diversas consecuencias que no sólo afectan a su salud, sino también a la de su entorno más próximo.
El estrés laboral aparece cuando las exigencias del entorno superan la capacidad del individuo para hacerlas frente o mantenerlas bajo control, y puede manifestarse de diversas formas. Algunos de sus síntomas más frecuentes van desde la irritabilidad a la depresión, y por lo general están acompañados de agotamiento físico y/o mental.
Además, el estrés en el trabajo está asociado con una reducción de la productividad de las empresas y un descenso de la calidad de vida de aquellos que lo sufren, pudiendo incluso ser motivo de baja laboral en los casos más graves, por lo que es conveniente aprender cómo combatirlo, y conocer técnicas eficaces para su manejo. También es útil la realización de determinados ejercicios para eliminar la tensión y la escucha de música antiestrés.

En cuanto a sus causas, el estrés laboral puede estar originado por una excesiva carga de trabajo, por un elevado nivel de responsabilidad que pone a prueba la capacidad del individuo o por unas relaciones sociales insatisfactorias en el puesto de trabajo. Si bien cualquiera de estos tres factores puede originar estrés laboral, en ocasiones una combinación de los mismos puede resultar en situaciones más graves que a larga son más difíciles de tratar. Además a estos tres factores se añaden otros que pueden generar situaciones estresantes, como la mala planificación de turnos u horarios o una remuneración inadecuada del trabajador.

En palabras de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el estrés laboral es una “enfermedad peligrosa para las economías industrializadas y en vías de desarrollo; perjudicando a la producción, al afectar a la salud física y mental de los trabajadores”
La mayoría de autores define el estrés laboral como un conjunto de reacciones físicas y mentales que sufre un empleado cuando se ve sometido a diversos factores externos, que superan su capacidad para enfrentarse a ellos. Estas reacciones pueden ser fisiológicas, cognitivas, conductuales o emocionales y por lo general van acompañadas de agotamiento físico y/o mental, angustia y sensación de impotencia o frustración ante la incapacidad del individuo para hacer frente a la situación o situaciones que generan ese estrés. Un ejemplo clásico de estrés laboral sería el síndrome de Burnout o síndrome del trabajador quemado, que suele darse en aquellos puestos de trabajo relacionados con atención al público. Este tipo de puestos, en muchas ocasiones van acompañados de una sobrecarga laboral (por ejemplo por una exposición continua a reclamaciones o quejas de clientes), lo que genera una situación de estrés permanente y acumulativo en el empleado. Finalmente el trabajador pierde toda motivación y se produce una dinámica mental negativa que le hace percibir cada nueva jornada laboral como interminable. Si cree que puede estar padeciendo estrés o tiene una empresa y desea conocer el nivel de estrés de sus empleados, le recomendamos visitar nuestra seleccion de test de estrés laboral.
En realidad, el estrés es una respuesta fisiológica natural del ser humano, pues actúa como un mecanismo de defensa que prepara nuestro organismo para hacer frente a situaciones nuevas, que presentan un nivel de exigencia superior o que se perciben como una amenaza. El problema se da cuando esta respuesta natural del organismo se activa en exceso, lo que puede dar lugar a problemas de salud en el medio y largo plazo, y determinados entornos, como el laboral, pueden ser propicios para ello. No obstante, es conveniente señalar que no todos los trabajadores reaccionan ante el estrés laboral de igual modo, ni un factor que genere estrés en un individuo tiene necesariamente por qué generarlo en otro, o con la misma intensidad.
 
De este modo, pueden darse dos situaciones bien distintas de estrés laboral:
Eustress (positivo): Su función principal es la de proteger al organismo y prepararlo frente a posibles amenazas o situaciones que requieren de todas nuestras capacidades físicas y mentales para realizar satisfactoriamente una determinada tarea. Es un estado en el que el organismo logra enfrentarse a las situaciones difíciles e incluso puede llegar a obtener sensaciones placenteras con ello. En el contexto laboral sería la situación ideal de equilibrio.
 
Distress (negativo): Se da como resultado de una respuesta excesiva al estrés o prolongada en el tiempo (ver fases del estrés), que puede dar lugar a desequilibrios físicos y mentales, saturando nuestro sistema fisiológico. Además, esta respuesta excesiva, acaba por reducir nuestra capacidad de atención, de decisión y de acción, perjudicando también nuestras relaciones con los demás, al modificar nuestro estado de ánimo. En nuestra sección sobre ciencia y estrés, encontrará interesantes descubrimientos que la ciencia ha realizado sobre cómo la tensión emocional y el estrés laboral afectan a nuestra salud.
Según las estadísticas más recientes, México encabeza la lista de países con mayor tasa de estrés laboral, con cerca de un 40% de empleados afectados, mientras que en Europa la tasa media es del 28%. Para hacernos una idea de la magnitud de éste problema, tan sólo en EEUU, el estrés en el trabajo ocasiona pérdidas anuales de más de 150.000 millones de dólares, debido al ausentismo laboral y la merma de las capacidades productivas de aquellos que lo sufren. La OMS ya define el estrés laboral como una «epidemia mundial» a la luz de los datos estadísticos, que desvelan que éste particular tipo de estrés está llamado a convertirse en la nueva epidemia del siglo XXI.