La Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo

La Ley de Seguridad y Salud en el Trabajo se promulgó el 26 de julio, del presente año, mediante Ley 29783. Dicha ley especifica que el empleador está obligado a garantizar en el centro de trabajo las condiciones que protejan la vida, la salud y el bienestar de sus trabajadores y demás personas que prestan servicios a la empresa o visiten sus instalaciones. De la misma manera que el empleador asume las implicancias económicas, legales y otras, a consecuencia de un accidente o enfermedad que sufra el trabajador en el desempeño de sus funciones o a consecuencia de él.

Los trabajadores que sufran algún accidente de trabajo o enfermedad ocupacional tienen derecho a las prestaciones de salud necesarias y suficientes hasta su recuperación y rehabilitación, procurando su reinserción laboral. Esta ley es aplicable a todos los sectores económicos y servicios;

comprendiendo a todos los empleadores y trabajadores bajo el régimen laboral de la actividad privada en todo el territorio nacional, trabajadores y funcionarios de sector público, trabajadores de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional y trabajadores por cuenta propia.

Esta ley crea el Sistema Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo, con participación de las organizaciones de empleadores y trabajadores, a fin de garantizar la protección de todos los trabajadores en el ámbito de la seguridad y salud en el trabajo.

El Sistema de Seguridad y Salud en el Trabajo está formado por las siguientes instancias: – El Consejo Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo – Los Consejos Regionales de Seguridad y Salud en el Trabajo y dentro de sus funciones destacan:

  • Garantizar el desarrollo de servicios de salud en el trabajo.
  • Fomentar la ampliación y universalización del seguro de trabajo de riesgos para todos los trabajadores.
  • Velar por el cumplimiento de la normativa sobre prevención de riesgos laborales, articulando las actuaciones de fiscalización y control de parte de los actores del sistema.

En el art. 49 resaltan dentro de las obligaciones del empleador:

  • Practicar exámenes médicos antes, durante y al término de la relación laboral a los trabajadores, acordes a los riesgos a los que están expuestos en sus labores, a cargo del empleador.
  • Garantizar, oportuna y apropiadamente, capacitación y entrenamiento en seguridad y salud en el centro y puesto de trabajo o función específica al momento de la contratación, cualquiera sea la modalidad o duración; durante el desempeño de su labor; y cuando se produzcan cambios en la función o puesto de trabajo o tecnología.

En el art. 53 Las Indemnizaciones por daños a la salud en el trabajo: El incumplimiento del empleador del deber de prevención genera la obligación de pagar las indemnizaciones a las víctimas, o a sus derechohabientes, de los accidentes de trabajo y de las enfermedades profesionales.

En el caso en que producto de la vía inspectora se haya comprobado fehacientemente el daño al trabajador, el Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo determina el pago de la indemnización respectiva.

Esta ley que fue publicada el 20 de agosto de 2011 en el Diario Oficial El Peruano y luego modificada por ley 30222 Publicado en el Diario Oficial El Peruano el 11 de julio de 2014 evitan que se sigan multiplicando los daños a la salud de los trabajadores y puedan desempeñar sus labores en la mejor de las condiciones, en beneficio de ellos mismos y de sus empleadores.